Racing le ganó a Atlético Tucumán y quedó a un punto de Boca

Racing se hizo fuerte en el Cilindro y le ganó 2-0 a Atlético Tucumán con goles de Enzo Copetti y Eugenio Mena, por la fecha 24 de la Liga Profesional.

La Academia quedó a un punto del líder Boca, que tiene un partido menos, mientras que el Decano dejó pasar la chance de superar al Xeneize y ser el único puntero, y quedó tercero.

No hay mucha discusión en el resultado. Racing dominó el partido de punta a punta. A veces con buen juego, haciendo circular la pelota, y por momentos cediendo la tenencia pero haciéndose fuerte abajo para aguantar el resultado y lastimando de contra. Es cierto que el gol tempranero ayudó -y mucho- para que el trámite le sea tan favorable.

Apenas iban cinco minutos de juego cuando un pase atrás a Carlos Lampe derivó en la ventaja de la Academia: el arquero boliviano se la regaló a Copetti, que la empujó con el arco a su merced. Luego, en la continuidad del primer tiempo, el equipo de Fernando Gago hizo lo que quiso. Y en eso entraron dos goles más, aunque solo valió uno.

Primero, un centro de Matías Rojas que Johan Carbonero bajó en el área, y tras dos amagues definió. Pero a instancias del VAR, Facundo Tello marcó offside de Leonardo Sigali, quien obstruyó al marcador del colombiano. Pero sobre el final sí cayó el segundo: Eugenio Mena arrancó por izquierda y, con pared de por medio con Copetti, definió de zurda contra un palo.

Así, el segundo tiempo pintaba de dos posibles formas: goleada académica o vendaval tucumano en busca del empate. No fue ninguna de las dos, porque Pusineri metió varios delanteros pero el Decano no logró lastimar, salvo un cabezazo de Bruno Bianchi al travesaño a la salida de un córner; y porque Racing tampoco terminó de explotar la ventaja.

Al fin y al cabo, la Academia hizo los deberes y la gente se fue contenta. Porque en Avellaneda no piensan bajarse de la pelea tan fácil, y ahora están a un punto de Boca, que debe el partido con Gimnasia. Atlético Tucumán sigue en carrera, también con una unidad por debajo del Xeneize, pero dejó pasar una inmejorable chance de dar un golpe fuerte en el torneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *