Superpoblación carcelaria: Ariel Acuña jefe de la Policía del Chaco confirmó más de 1.300 internos en las comisarías de Chaco

El comisario general Ariel Acuña, jefe de la Policía del Chaco, dialogó este miércoles con el programa “El Despertador” (por Radio Cadena Federal de lunes a viernes de 7 a 9 horas), sobre el motín en la Comisaría Tercera de Barranqueras el pasado lunes. “Como tenemos tantos detenidos y estan en espacios un poco reducidos, por no decir apilados, siempre hay disputas internas entre ellos. Fue un poco de cada cosa lo que pasó“, explicó. 

Acuña resaltó que los disturbios en la Tercera de la ciudad portuaria se debieron a “una discusión por un problema de visitas” y agregó que “obviamente cuando pasan estas cosas, los familiares se presentan y reclaman”. Resaltó, en este marco, que afortunadamente “no resultaron ni internos ni policías lesionados”.

En la misma línea, el jefe de la Policía se refirió a la superpoblación carcelaria. Sostuvo que “es un problema sin solución“. Adelantó, no obstante, que en agosto se habilitarían fondos internacionales para la construcción de 60 módulos donde se alojarían 600 detenidos. “Es una solución en principio bastante buena. Ojalá se dé”, apuntó.

“Muchas veces en las comisarías tenemos que poner a los detenidos en oficinas, que algunas ya se transformaron en calabozos.”

ARIEL ACUÑA, jefe de la Policía del Chaco

El comisario explicó que actualmente hay entre 1.300 y 1.400 internos en todas las comisarías de la provincia. Y agregó contundente: “He dicho varias veces que en muchas comisarías hay más detenidos que policías trabajando en esas unidades”. 

“Lo cierto y concreto, y esto es algo que se viene discutiendo con organizaciones de derechos humanos y demás, es que en un calabozo donde tienen que estar cuatro personas hoy están ocho, diez o más“, apuntó, detallando que en la Comisaría Quinta hay 54 internos y en la Tercera, 17, por ejemplo.

Asimismo, remarcó la situación del alojamiento de las mujeres. “No pueden estar en el mismo lugar que los masculinos, así que estamos cada vez más complicados cuando detenemos a una femenina porque a veces no tenemos dónde alojarlas“, afirmó al respecto.

Las comisarías son para un alojamiento muy transitorio, de manera tal de que se hagan las primeras diligencias. Después deberían pasar a unas alcaidías y de ahí en más a los servicios penitenciarios“, aseveró el jefe de la Policía. Si bien destacó que la ministra de Seguridad, Gloria Zalazar, está bregando ante los Juzgados y las Fiscalías para agilizar las diligencias, también remarcó que el proceso de los trámites de imputación, fijación de una causa y elevación a juicio “lleva todo un tiempo que no debería ser de más de un par de meses”. Y contó: “Nosotros tenemos en comisarías personas alojadas detenidas por delitos hace más de un año, que están todavía en ese trámite“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.