Por conflicto paritario, se frena la producción nacional de neumáticos

Las negociaciones de revisión paritaria entre el gremio Sutna y los fabricantes asentados en el país (Bridgestone, Firestone, Fate y Pirelli) sigue frenada tras varias audiencias. Las patronales alertan posible desabastecimiento a las automotrices.

Si ya hay problemas por la falta de gasoil tan difundida, a la movilidad terrestre se le suma otro: el gremio de trabajadores de neumáticos inició un paro en las tres plantas productoras instaladas en la Argentina: Bridgestone, Fate y Pirelli, y los empresarios del sector alimentan el temor a un desabastecimiento de esos productos.

“Queremos también denunciar que las empresas Fate, Pirelli y Bridgestone, después de 11 audiencias que lleva la negociación, desde la audiencia siete vienen ratificando su postura negacionista de nuestro derecho a un salario digno y a un pago justo por el sobreesfuerzo de postergar nuestra vida social y familiar los fines de semana, y por eso pedimos 200% sobre esas horas”, expuso el sindicato mediante un comunicado difundido el viernes de la semana pasada.

El paro vigente se inscribe en el cuarto conflicto en las últimas semanas entre las fabricantes y la representación sindical de los trabajadores, el Sutna (Sindicato Único de los Trabajadores del Neumático).

Bridgestone, Firestone, Fate y Pirelli proveen el 90 por ciento de los neumáticos que integran en sus vehículos las automotrices que fabrican en la Argentina. “Hay marcas que desaparecieron del mercado: Goodyear, Continental, Michelin; no tienen fábricas en el país”, explicó Osvaldo Jeandrevin, titular de Neumáticos Verona, quien cargó contra el gremio: “Les ofrecieron una cifra importante. No hay producción; no llega la mercadería, la importación está casi cerrada porque no hay dólares, y tenenos problemas de abastecimiento porque el mercado automotor sigue creciendo”, planteó.

Desde esindicato responden que los incrementos salariales atados a la variación inflacionaria que reclaman no cambiarían los números de las empresas, que no dejaron, señalan, de ajustar los precios de los neumáticos acompañando la escalada inflacionaria general.

Los fabricantes insisten en que incrementar el acumulado de aumento salarial por encima del 66 por ciento ofrecido inflaría sus costos en un 15 por ciento y les haría perder competitividad. El sindicato lo niega: “El costo de mano de obra tiene una incidencia extremadamente baja sobre las ecuaciones económicas de las empresas, y es de sólo mil pesos por cubierta, mientras en los principales diarios salen notas diciendo que comprar cuatro neumáticos nuevos, del modelo más vendido en Argentina, cuesta entre 230 mil y 237 mil pesos”.

El Sutna rechazó la última propuesta de revisión salarial que pusieron sobre la mesa las empresas para la paritaria vigente desde julio del año pasado hasta este mes. Las fábricas ofertaron un aumento del 66% –16 puntos por encima de lo pautado originalmente– y el pago de un bono anual, sujeto a topes horarios y a condiciones de presentismo, para quienes trabajen los fines de semana.

El sindicato considera que la propuesta patronal es insuficiente frente a la inflación y, además, insiste en un punto: el pago al 200% de las horas trabajadas los sábados y domingos, lo que triplica el monto que los afiliados perciben hoy por esos turnos.

El gremio, que lidera Alejandro Crespo, hombre no surgido del clásico sindicalismo peronista sino de la izquierda clasista, renovó quejas contra “la total intransigencia de las patronales”, a quienes acusa de provocar “que la mesa de negociación resulte inexistente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.