La pandemia y la inflación dispararon el precio de los ladrillos

El sector de la construcción sufre las consecuencias de la incesante inflación en el país y en la provincia del Chaco los ladrillos duplicaron su precio en lo que va del 2022. A principio de año, el lote se pagaba 10 mil pesos y actualmente su costo es de 22 mil pesos en obra y 18 mil en horno.

En contacto con Medios y Estrategias, Abelardo Gamarra, ladrillero dueño de “Gran Resistencia” ubicado Boqueta Cortez lote rural 186, manifestó que los valores subieron y la demanda bajó por lo que atraviesan una complicada situación. “El ladrillo común aumentó casi el doble porque subieron los insumos como leña, viruta, tierra, la mano de obra y la contratación de maquinaria para los pisaderos”, explicó. Sostuvo además, que les resulta imposible contratar empleados y deben luchar también contra colegas que tienen bajos precios pero también baja calidad.

La escasez de gasoil y la pandemia son otros de los factores que afectan directamente al rubro. “Nosotros cargamos mil litros de combustible en el acoplado para poder trabajar un mes, debemos buscar estaciones que nos carguen esa cantidad”, dijo Gamarra y agregó: “La situación con el combustible nos afecta como a todos”.En cuanto a las restricciones que se dispusieron a principios de 2020 con la llegada del coronavirus y que llevaron a distintos sectores comerciales a alarmantes situaciones, Gamarra señaló que aún no se recuperaron de las grandes pérdidas. “La pandemia nos destrozó totalmente, nos trancó y todavía estamos tratando de recuperarnos. Antes trabajábamos muy bien y el Covid nos atrasó un 80%”, expresó y cuestionó la falta de ayuda oficial para ladrilleros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.