Detuvieron al empleado de una funeraria acusado de matar a su mamá, hermano e hija de 10 años

En el partido bonaerense de San Nicolás, un hombre fue detenido al ser acusado como sospechoso de haber matado a su madre, quien falleció el fin de semana pasado en un hospital tras haberle, supuestamente, suministrado drogas a través del suero. También fue acusado de matar a su hermano en 2019 y a su hija con discapacidad en 2021, ambos fallecidos de manera similar.

Teresita Di Martino, de 61 años, murió este sábado último en el hospital San Felipe de la localidad. Desde entonces, la investigación comenzó y fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que, al momento de su fallecimiento, la mujer estaba al cuidado de su hijo.

El hombre, identificado como Pablo Damián Grottini de 42 años, se desempeña como empleado de una empresa de servicios funerarios. Su abogado, Jorge Ingrata, manifestó a Télam que, en la noche del viernes, Di Martino llegó al hospital por un “fuerte dolor en el pecho” y que permaneció internada durante cuatro horas hasta que finalmente murió en la sala de guardia.

Los médicos desconfiaron de las causas ya que la mujer, según relatan medios nacionales, evolucionaba favorablemente. Los profesionales realizaron la denuncia cuando encontraron, en un cesto quirúrgico, ampollas de drogas psicotrópicas que no pertenecían a los lotes del centro de salud.

El personal de enfermería relató que el hijo de la mujer internada les mencionó que había un problema con la intravenosa, que estaba agujereada y que chorreaba. 

“El suero estaba pinchado pero el que llama al enfermero para que lo cambie fue él”, dijo el abogado Ingrata.

Tras la muerte de la madre, el fiscal que se hizo cargo de la causa, María Belén Baños, dispuso la detención de Grottini. El operativo se concretó este martes pasado en su casa de Tucumán al 800, en Villa General Salvio partido de Ramallo.

Luego de que los investigadores determinaran que el hermano del hombre y su propia hija habían fallecido en circunstancias similares, la fiscal lo imputó por el delito de “triple homicidio agravado por el vínculo”.

Según informaron los medios, Grottini tuvo a su hija adoptada de 10 años bajo su cuidado en una internación en julio de 2021 dentro del hospital San Felipe; y a su hermano Germán, en julio de 2019, dentro de una clínica privada. 

El acusado pidió dar su testimonio y negó ante la fiscal todos los cargos. En tanto, los peritos realizarán exámenes toxicológicos al cuerpo de su madre para corroborar si hubo algún tipo de droga que le provocara la muerte.

La Fiscalía reunió una prueba clave para intentar desentrañar el caso. Se trata de una búsqueda que Grottini hizo en Google sobre cómo generar una embolia por vía venosa y sobre el suero. 

Los cuerpos de su hija y de su hermano fueron cremados, por lo que los investigadores no podrán exhumar los cadáveres.

En un posteo de Facebook, posterior a la muerte de su niña, el acusado escribió: “Hija cumpliste tu sueño, encontrarte con tu tío. Pero papá nunca te va a olvidar. Vuela alto, muy alto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.