Boca volvió a defraudar en La Bombonera: 1-1 ante Godoy Cruz

Benedetto abrió el partido con un gol de penal, pero el Tomba, que fue por momentos superior a Boca, empató por intermedio de Rodríguez antes del descanso.

Jugadores reclamándose actitud, hinchas pidiendo a su equipo que se “mueva”, un banco de suplentes con signos de preocupación, el semblante de Riquelme desde el palco con cara de disgusto. Postales que reflejan una nueva floja presentación de Boca, que sigue sin hacerse fuerte en su propia casa e igualó 1-1 frente a Godoy Cruz.

El Xeneize fue un equipo inconexo, quedó desarmado varias veces en defensa, no se lució desde el juego y el Tomba, bien plantado, lo intimidó ya desde el arranque. El equipo mendocino dominó el primer tiempo y tuvo las más claras del segundo, pero se terminó conformando con su imagen y el punto que se llevó le quedó corto.

El Bodeguero lo tenía bajo control al local tras un inicio superior, pero a los 31 minutos Gianluca Ferrari lo agarró a Vázquez en un giro del delantero dentro del área y le cometió un penal discutible. El encargado de convertirlo fue Darío Benedetto, el mejor de Boca, que pateó firme a la derecha.

Ese gol, en lugar de darle mayor confianza a los boquenses, los puso nerviosos. Entonces, Godoy Cruz sostuvo los méritos, siguió intentando y tuvo su merecido a los 44 minutos: Néstor Breitenbruch tiró un centro rasante, la pelota desfiló por el área chica en medio de una defensa estática e inoperante y Salomón Rodríguez la empujó por el segundo palo.

En el complemento, Javier García se transformó en la absoluta figura de Boca. El arquero intervino en varios mano a mano y desvió dos intenciones inmejorables de la visita en el final del partido. El Tomba también lo tuvo con un disparo al travesaño de Martín Ojeda y así el Xeneize cerró una paupérrima noche. El punto terminó siendo un premio.

Boca sigue sin convencer, sin poner en marcha el motor que le permita escapar en los primeros cuatro puestos. Por ahora, está adentro con 18 puntos, tres más que Colón con nueve unidades en juego, pero en Brandsen 805 todo es incertidumbre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.