Alerta Boca: el panorama de los lesionados y lo que viene

Battaglia se fue quedando sin marcadores centrales y también sin su arquero titular. El domingo ante Lanús sumó dos tocados. Los astrólogos y tarotistas de Boca más conocidos en el mundo de las redes sociales vienen insistiendo desde hace tiempo con que la Bombonera está “sucia”, “embrujada” y “maldita” por la magia negra brasileña, lo cual no sólo afecta los resultados en el Templo xeneize sino también a cuerpo técnico y jugadores que absorben toda esa mala energía. Y provoca lesiones. Creer o reventar. Pero en este último partido, el plantel de Sebastián Battaglia sumó a la enfermería a dos nuevos tocados y ya van ocho. Un escenario complicado para lo que viene: miércoles vs. Godoy Cruz, el sábado vs. Central Córdoba y el otro martes vs. Corinthians. La mala racha xeneize se cargó el domingo ante Lanús a Gastón Ávila, que tuvo que dejar la cancha a los 28 minutos por una lesión muscular y obligó al equipo a improvisar con Luis Advíncula de primer marcador central, y también encendió las alarmas por una sobrecarga de Óscar Romero, reemplazado en el entretiempo por Aaron Molinas. “Lo de Gastón no tenemos confirmado qué es, sí tiene un dolor en el aductor, pero no sabemos si es muscular. Romero sintió una carga en el isquio y preferimos cuidarlo porque viene de muchos partidos seguidos, era preferible que no tuviera más desgaste”, dijo Battaglia luego del empate 1-1 ante el Granate. La lesión del marcador central es el mayor problema para Boca, luego de las anteriores bajas de Carlos Izquierdoz, Carlos Zambrano, Nicolás Figal y hasta Gabriel Aranda, el juvenil que apareció de emergencia frente a Vélez y repitió contra Always Ready, cuando bancó los 90 minutos pese a sufrir un esguince de tobillo.

Así, contra Lanús, terminó Advíncula al lado de Marcos Rojo. ¿Y ahora? Una de las opciones para el DT para el próximo encuentro es volver a improvisar con el peruano o bien con Esteban Rolón, a quien probó durante la semana pasada en el puesto.

Y la otra sería apostar por el juvenil Iván Albariño, que estaba concentrado para Lanús pero quedó fuera del banco, o apurar a Aranda, lo cual sería un riesgo pensando en la Libertadores, donde no está disponible Rojo por la suspensión por los incidentes ante Atlético Mineiro

“Vamos a ver cómo se recupera Gabriel, que tiene su esguince de tobillo, y lo demás hay que ver qué es, como lo de Gastón, si es muscular o lesión tendinosa. Después veremos cómo nos acomodamos, nos toca vivir esto, miramos para adelante, no para atrás. Vamos a tratar de poner lo mejor el miércoles”, agregó Seba en la conferencia.

Los cuestionamientos

Lo cierto es que las lesiones se volvieron un dolor de cabeza para Battaglia desde el partido contra Estudiantes para acá, cuando se lesionó Izquierdoz y luego fueron cayendo uno a uno distintos futbolistas, y eso hizo que se pusiera el foco en la preparación física. De hecho, al DT se lo preguntaron el viernes en la conferencia previa a este último partido y se molestó.

“Son situaciones que se dan de los partidos. Porque de las lesiones, un esguince no tiene nada que ver con un profe. ¿Muchos desgarros? Dos… Zambrano tuvo mucha participación en su selección”, dijo Battaglia. Y cerró el tema: “Son situaciones que se dan de un entrenamiento y el riesgo que corre un jugador ante la exigencia de un partido. Tuvimos lesiones diferentes de tobillo que nada tienen que ver con la situación de un profe ni mucho menos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.