El ministro Lineras pidió a Emerenciano Sena cambiar el nombre del playón deportivo, “ES UN FEMICIDA MONZON”

Lineras reconoció que “tal imposición es completamente inadecuada”.  “Opino que tal imposición es un acto desafortunado que puede enmendarse con el cambio correspondiente, además de que tomar tan trascendente decisión un 8 de marzo le dará un inmenso valor simbólico viniendo de un líder social de su talla”

La carta completa del ministro de Educación a Sena:

Me dirijo a Ud. en función de la situación surgida en la inauguración del playón deportivo del Barrio Emerenciano y la imposición del nombre “Carlos Monzón” para tales instalaciones que ocurriera el día de ayer.

Tal como le señalé personalmente al llegar, y luego intenté volcar en las palabras compartidas durante el acto, tal imposición me resultó completamente inadecuada. Además, como un dato no menor quiero expresarle que como el texto de la invitación cursada no mencionaba tal reconocimiento me resultó totalmente sorpresiva la situación una vez llegado al lugar, lo que a la vez me impidió valorar mi participación como Ministro de Educación en el acontecimiento. Si bien durante la ceremonia no pude expresarlo con claridad y contundencia, cada minuto que pasó luego me fue convenciendo de lo inapropiado, a mi criterio, del nombre y de mi presencia allí convalidándolo.

Más allá de esta desagradable sorpresa y, con el tiempo necesario para meditar el hecho, deseo compartirle mi punto de vista sobre el episodio y realizarle una petición al respecto. En primer lugar, no es necesario que discutamos ni el valor boxístico de Carlos Monzón así como tampoco su penoso final como femicida condenado y triste ejemplo de violencia sexista: ambas facetas son incontestables para la mayoría de nuestra sociedad.  En segundo término, el espacio inaugurado tiene por objetivo, según se expresara en el acto, el aprendizaje, la convivencia, la diversión y constituirse en lugar de encuentro comunitario de niños, niñas, jóvenes, hombres y mujeres tanto del barrio como de la ciudad toda. Por estas razones es que creo totalmente inconveniente utilizar ese nombre para el magnífico playón construido. No tengo dudas de que Ud. podrá valorar la presente observación y considerar la alternativa de cambiarlo por el de otros/as deportistas en cuya trayectoria de vida el éxito fue, o va unido, al ejercicio de una ciudadanía compatible con los valores que el deporte lleva consigo:  respeto, valoración de sí mismo y de los otros, entre tantos puntos positivos. El Chaco y la región cuentan con notables figuras tanto boxísticas como de otras disciplinas que cumplen con estas condiciones. Si Ud. y su comunidad pudieran juzgar esta posibilidad, estaré allí para acompañar el cambio. Nada de lo dicho tiene que ver con la importante tarea que llevan adelante pero quiero que sepa que es un hecho que resulta agraviante a una parte importante de nuestra sociedad.                                        

En síntesis, como le señalé al principio, una vez en el acto y mucho más aún cuando pude detenerme para pensarlo, tuve un creciente malestar que puedo, en este momento, expresar por escrito. Le pido, humildemente, que mi presencia como ministro no sea entendida como un aval al acto, pues como le dije, ignoraba la elección del nombre al momento de asistir. Opino que tal imposición es un acto desafortunado que puede enmendarse con el cambio correspondiente, además de que tomar tan trascendente decisión un 8 de marzo le dará un inmenso valor simbólico viniendo de un líder social de su talla. No solo Alicia Muñiz, sino tantos y tantos femicidios, Micaela García, Mariana Soledad Sotelo, Melina Romero, Natalia Samaniego, Verónica Romero y tantas, tantas otras, son suficientes motivos para que pensemos otro nombre.

Atentamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.