Una encuesta midió un posible balotaje en el 2023: se impone Juntos por el Cambio

La coalición opositora tiene más adherentes que el oficialismo y dentro de ella se imponen los “halcones”. Alto número de indecisos y buena performance de los libertarios.

Recién arranca el 2022, pero ya se empiezan a mirar las elecciones del 2023 y las encuestadoras realizan mediciones para ir mostrando el escenario actual. Clarín difundió un trabajo conjunto de las consultoras Grupo de Opinión Pública, que dirige Raúl Timerman, y Trespuntozero, encabezada por Shila Vilker, que midió a los principales dirigentes políticos de la actualidad de cara a las elecciones presidenciales del año que viene. Pero además, fueron un poco más allá y se animaron a plantear un escenario de balotaje entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. En el mano a mano, tomaron como candidatos a Alberto Fernández y a Cristina Fernández de Kirchner, mientras que por la oposición a Patricia Bullrich y a Horacio Rodríguez Larreta. No fueron medidos como fórmula, sino todos como candidatos presidenciables. Siempre ganaron los opositores. De igual manera, el estudio, de 1900 casos, comienza con un escenario más abierto y la pregunta es “¿Quién le gustaría que fuera el próximo presidente en 2023?”. El tablero sigue mostrando paridad entre las dos principales alianzas del país, aunque con Juntos por el Cambio en primer lugar. La coalición que integran el PRO, la UCR y la CC Ari alcanza un 26,5% de los votos y sus candidatos más elegidos son Mauricio Macri (11%) y Patricia Bullrich (6,8%). Por su parte el Frente de Todos alcanza el 25,8% con CFK a la cabeza (11,1%) y Alberto Fernández atrás (10,9%). Es allí donde también aparece la opción de los liberales, que vienen mostrando una buena performance en varias encuestas. En esta alcanzaron un 12,3%, con Javier Milei aportando el 10,6% y José Luis Espert solo el 1,7%. De igual manera, los indecisos son mayoría29,9% de los encuestados optaron por ese camino. La siguiente pregunta es “¿Quién cree que tiene más chances de ser el próximo presidente en 2023?”. En este ítem, Juntos por el Cambio se vuelve a imponer y crece hasta el 33,4%. Aquí el ex presidente Mauricio Macri se mantiene como el más elegido con 12,7%, pero en lugar de Bullrich en segundo término aparece Rodríguez Larreta, con el 12,3%. El Frente de Todos quedó en 24,5%, con un 11,5% para Alberto Fernández y un 9,6% para Cristina Fernández de KirchnerLa opción libertaria baja a un 8,8%BALOTAJE Ante la polarización y los escenarios de paridad que muestran los diferentes trabajos de las consultoras, el estudio tomado en esta ocasión buscó también conocer cómo está el panorama de cara a una posible segunda vuelta en el 2023. Así enfrentó a Alberto Fernández contra Patricia Bullrich y contra Horacio Rodríguez Larreta; y a Cristina Fernández de Kirchner contra las mismas figuras de la oposición. En las cuatro mediciones triunfa Juntos por el Cambio. El punto a marcar es que Patricia Bullrich, ubicada como una de las referentes del ala dura de JxC, saca más ventaja que Rodríguez Larreta, figura de las “palomas”La ex ministra de Seguridad de la Nación obtuvo el 36,9% de los votos en una posible segunda vuelta contra Alberto Fernández (30,1%); y alcanzó el 38,4% frente a Cristina Fernández de Kirchner que sumó el 32,5%. Por su parte, el jefe de Gobierno de CABA también triunfa contra el Presidente con un 34,2% frente a 31,6%; mientras que frente a CFK suma 37,1% contra el 31,8% de la vicepresidente. De igual manera, en todos los casos hay más de 20% de votos en blanco y 10% de indecisosRESULTADOS SEGÚN LOS ESPECIALISTAS Luego de cada estudio, los directores de las consultaras hacen un análisis de los números arrojados. En ese sentido, Vilker y Timerman apuntaron que “El 23 aún está lejos y la demanda electoral está en construcción. Sin embargo, por el lado de la oposición, es posible advertir algunas pautas de esa demanda: las opciones duras empiezan a prevalecer sobre las blandas. El rendimiento de Mauricio Macri o de Patricia Bullrich por sobre Larreta se orientan en esa dirección”. De igual manera, marcaron que “Larreta conserva un activo, la ganabilidad, básicamente se lo percibe como uno de los dirigentes con más chances de ser el próximo mandatario. Incluso temas como la quita de subsidios al transporte pueden ser una oportunidad para el jefe de Gobierno”.  “Del lado opositor, otra novedad es el bajo rendimiento efectivo del ‘radicalismo envalentonado’. Pareciera ser que, una vez más, como en el 2015, la cuestión electoral no es su fuerte y su función, central en la coalición opositora, trasciende el conteo de votos”, añaden. Analizando el comportamiento del Frente de Todos, indicaron que “se advierte la dificultad para la emergencia de nuevas figuras. Cristina y Alberto nuclean prácticamente toda la adhesión del Frente de Todos. De alguna manera, el panperonismo no logra articular por el momento un proceso de renovación ni de oxigenación y no pareciera haber lugar para terceros candidatos”. Además, remarcaron “un dato singular al analizar imágenes”: “Es el rechazo de las figuras que están o han estado en el poder. La negativa de Macri, Cristina Kirchner o el presidente en ejercicio superan los 50 puntos. No obstante esta consideración, aparecen como las figuras con mayor adhesión electoral. Un límite para una escena de balotaje”. En referencia al espacio liberal, que tiene como referentes nacionales a Javier Milei y a José Luis Espert –aunque no comparten alianza- los especialistas señalaron que “Milei, por último lejos de relevarse como un fenómeno pasajero, logra contener a nivel nacional números similares a los que lo acompañaron en la Ciudad, capitalizando el descontento con unos y otros. En definitiva, no sólo la demanda electoral está en construcción, también la oferta. Ninguna otra cosa son las batallas por el liderazgo que cada gran tema argentino vuelve a escenificar”. Respecto al posible balotaje, indicaron que “en el comparativo intra espacios, Bullrich cuenta con una performance electoral de entre 2 a 3 puntos superior a Larreta: esto se explica principalmente por un mejor rendimiento de la ex ministra de seguridad en los votantes liberales o entre los desencantados con los dos bloques”. “Por ello, la clave de la escena electoral 2023 estará en retener los votos propios pero, principalmente, en capturar los electores que están hoy ‘saltando’ de los dos grandes espacios. El que mejor gestione el enojo llegará mejor pertrecho”, cierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.