El NEA registró la menor alza de precios del país, pero preocupa la suba en alimentos

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente a la región del NEA, marcó una suba en el mes de enero del 3,4%, quedando así por debajo del registro del mes previo (4,4%), y creció en menor ritmo que el IPC nacional (3,9%), siendo así la región de menor alza en el país, una situación inversa a la registrada en el mes anterior.

De esta forma, la suba de precios en la región, a nivel interanual, descendió al 48,4% (en diciembre, era del 49,7%) y también se posiciona como la menor del país, una ubicación a la que llegó después de casi tres años.
En este marco, y en línea con lo que ocurrió a nivel nacional, la división que mostró la mayor suba en enero en el NEA fue “Comunicaciones”, con un incremento del 7,3%, empujado por alzas en los servicios de telefonía e internet. La alerta más grande que se desprenden de los datos, es la preocupación que genera el fuerte incremento de “Alimentos y Bebidas no alcohólicas”, que si bien creció menos que en diciembre (3,8% vs 5,8% de diciembre), registró un incremento mayor al total general regional, por segundo mes consecutivo, destacó la consultora Politikon Chaco, en un informe publicado en base a datos del INDEC.
IPC de enero: situación por regiones
Visto por regiones, la mayor alza de precios de enero se vio en Cuyo, con 4,1% de incremento. En segundo lugar, quedó el NOA (4,0%), siendo las únicas regiones que alcanzaron y superaron los cuatro puntos porcentuales. Luego, le siguen el GBA con 3,9%, en línea con el total nacional, por debajo de esta quedaron las regiones Pampeana (3,8%), Patagonia (3,6%) y NEA (3,4%).
En la comparación interanual, GBA pasó a liderar el ranking de regiones con una suba del 52,4%, seguida por la Patagonia con 50,9%, siendo las dos con subas por encima del total nacional (50,7%); el resto, quedó por debajo de la misma, con la particularidad de que la Pampeana, NOA y NEA quedaron por debajo de los 50 puntos porcentuales.
IPC de enero en la región del NEA
La región del Nordeste (NEA) tuvo, en enero 2022, un alza del IPC del 3,4%, que está muy por debajo del registro de diciembre pasado (4,4%), pero sostiene por cuarto mes consecutivo alzas por encima de los tres puntos.
A nivel interanual, por su parte, el NEA registró un alza del 48,4%, descendiendo levemente en relación al registro del mes previo, y por segundo mes consecutivo se mantiene por debajo de los cincuenta puntos.
Comportamiento de precios, según divisiones, en el NEA
La división que registró el mayor incremento de precios en el NEA en enero fue, en línea con lo que se observa en el total nacional, “Comunicación”, con una suba del 7,3%, superando por varias cabezas de ventaja al nivel general regional. Dicha suba se explica por incrementos en los servicios de telefonía móvil e internet, principalmente.
En segundo lugar, y también en línea con lo ocurrido a nivel nacional, se ubicó “Restaurantes y Hoteles” (+5,5%), que por tercer mes consecutivo forma parte del podio de mayores alzas y acumula también tres meses al hilo con subas por encima del 5%. En este caso, la razón de la suba está dada en incrementos de los servicios de alojamiento durante la temporada de vacaciones.
El tercer lugar quedó para “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, que se ubica por segundo mes consecutivo en el podio del NEA, con una suba del 3,8%. Si bien este incremento es significativamente menor al registrado en diciembre (5,8%), lo relevante del caso es que vuelve a crecer por encima del total general regional, y pone el foco nuevamente en la eficiencia de los controles de precios y también en el alto impacto de estas subas en, principalmente, los hogares de bajos ingresos. Una buena parte de la explicación de esta suba está en las verduras, que por factores estacionales crecieron por encima de los diez puntos.
En el otro extremo de la tabla, la división de “Educación” (0,5%) volvió a registrar el menor incremento en la región; y le sigue, con una amplia brecha, “Bebidas alcohólicas y tabaco” con 2%.
Volviendo al punto relacionado con la división de “Alimentos y bebidas no alcohólicas”, en los meses previos tuvo una fuerte aceleración del incremento de precios: del 2,7% de noviembre pasó al 5,8% en diciembre, que se explicó, de manera parcial, por la alta demanda producto del consumo histórico del mes. Si bien disminuyó su ritmo de crecimiento en enero, se sostiene, como se dijo, con alzas por encima del total regional, e implica necesariamente un golpe al bolsillo de los hogares, en una región como el NEA donde más del 30% del gasto total de un hogar en esta categoría.
En la comparación interanual, esta división muestra incrementos del 46,2%, y queda, en este caso, levemente por debajo del alza del nivel general regional, una situación inversa a la que se observaba meses atrás en las comparaciones interanuales.
Continuando con este nivel comparativo (interanual de enero), la división líder en crecimiento de precios en el NEA continúa siendo “Restaurantes y hoteles” con 67,7%. Por su parte, “Prendas de Vestir y Calzado” se sostuvo también en el segundo lugar (+65,2%), mientras que “Bebidas alcohólicas y tabaco” completa el podio con 57,7%.
Por su parte, “Comunicación”, pese al fuerte incremento de enero, se sostiene como la división de menor crecimiento en la comparación interanual (31,4%), situación dada por el hecho de que no sufrió incrementos considerables durante buena parte del 2021.
Incrementos en alimentos: fuerte salto de las verduras, moderación en carnes
Volviendo a lo específico de la situación de los alimentos y bebidas no alcohólicas (esta división es la que muestra la mayor incidencia en el IPC del NEA, representando el 35,3% del total de la canasta medida), en el mes de enero 2022 la apertura de “Verduras, tubérculos y legumbres” registró la mayor variación de este mes: +14,5%, casi cuatro veces más que el crecimiento de la división de alimentos en particular y superando ampliamente, también, al nivel general regional.
En este caso, existe un fuerte factor estacional que explica la importante suba, que se dio en todo el país, particularmente al observar precios de tomate, cebolla y papa.
Del resto de los componentes de esta división, solo una creció por encima del nivel general regional: “Frutas”, con 4,1%, con mayor incidencia de incrementos en naranjas y frutas.
Las Carnes, por su parte, moderaron su suba, dejando atrás el incremento de doble dígito registrando en diciembre (11,4%), y tuvieron un incremento bastante menor (2,8%).
Por su parte, los “Aceites, grasas y mantecas” exhibieron el incremento más leve del mes en lo referido a alimentos (1,9%).
En la comparación interanual, pese al leve incremento de enero, pero todavía sufriendo los efectos de los fuertes aumentos que tuvo a mediados de 2021, “Aceites, grasas y mantecas” sigue liderando la suba de precios dentro de los alimentos en el NEA en este nivel comparativo, con un incremento que alcanza el 63%, aunque con constante desaceleración en el último cuatrimestre. Por su parte, la apertura de “Café, té, yerba mate y cacao” subieron al segundo lugar en el ranking de mayores variaciones interanuales, con +56%.
Contrariamente a lo que pasó en específico en enero, las “Verduras, tubérculos y legumbres” sostienen el menor incremento año/año en el NEA con 25,1%, situación dada por bajos incrementos durante el último semestre 2021, que incluyó además meses con retracción de precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.