Deportaron a Novak Djokovic y no jugará el Australia Open

Las autoridades australianas desaprobaron este miércoles el ingreso al país del serbio Novak Djokovic por no presentar pruebas suficientes para fundamentar su exención sanitaria y el tenista deberá regresar a su país, por lo que se perderá el Abierto de Australia.

Djokovic, quien no se vacunó contra el coronavirus, esperaba entrar a territorio australiano para jugar el primer Grand Slam del año con una exención médica que le otorgaron los organizadores. Sin embargo, el número uno del ranking no pudo pasar el control migratorio y, después cde haber estado demorado por ocho horas, le ordenaron tomar el próximo vuelo para regresar a Serbia.

La decisión fue la de cancelarle la visa y solicitarle que se retire hoy mismo, aunque se conoció que los abogados de Djokovic buscarán apelar la decisión y el tenista podría ser colocado en cuarentena, en un hotel, a la espera de una resolución.

“Djokovic está detenido, ¡lo tratan escandalosamente como un criminal en una habitación! Trato escandaloso de las autoridades australianas hacia el mejor tenista del mundo”, publicó el diario serbio Telegraf mientras Novak se encontraba demorado con custodia policial, previo a ser deportado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.