Acuerdo con el FMI: “la deuda nos condiciona y sus responsables deben ser juzgados”, señaló Capitanich

El mandatario chaqueño participó de la cumbre de gobernadores junto al presidente y al ministro de Economía de la Nación, donde planteó una serie de consultas sobre el acuerdo en cuanto al equilibrio entre precios, tarifas, ingresos, y especialmente sobre las políticas para la recuperación del salario real y el empleo privado.  

El gobernador Jorge Capitanich participó este miércoles de la cumbre de mandatarios provinciales encabezada por el presidente Alberto Fernández y convocada por el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, con el objetivo analizar los alcances de las negociaciones que el Gobierno Nacional mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “La deuda nos condiciona severamente, y los responsables deben ser juzgados por la ciudadanía y la Justicia. Este endeudamiento fue para la fuga de capitales, y eso el pueblo chaqueño lo tiene que saber”, manifestó el mandatario.

“Si bien la negociación es la mejor en la perspectiva de lo posible para la Argentina, nos condiciona severamente”, aseveró Capitanich, tras participar de la cumbre realizada en el museo del Bicentenario, que contó con la presencia del Jefe de Gabinete de Ministros Juan Manzur, el ministro del Interior Eduardo De Pedro, y 16 mandatarios provinciales.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández remarcó: “Creo que vamos a lograr una reestructuración conveniente para Argentina, pero ese no es el punto de llegada, es un paso más de otros que debemos seguir dando para que la deuda pese lo menos posible. Sabiendo que en el punto de arranque es un peso muy grande y que nos condiciona”, aseveró.

El objetivo de la reunión fue analizar las negociaciones del Ejecutivo nacional con el FMI, en el marco de la atroz deuda tomada por el Gobierno de Cambiemos, que implicó el peor endeudamiento de la historia argentina, con 100.000 millones de dólares de préstamos, de los cuáles, además, se fugaron 88.000 millones de dólares.

Enfatizando el hecho de que el endeudamiento “fue un acuerdo urdido a espaldas del pueblo argentino, sin la aprobación del Congreso”, el gobernador detalló que el préstamo “no tuvo aprobación del Congreso, y nos afecta con una tasa de interés de más del 4%, cuando la tasa internacional tiene un valor cercano a cero”.

Durante su intervención, Capitanich hizo una serie de consultas sobre el acuerdo al presidente y al ministro de Economía, enfocadas principalmente en la posibilidad o no del aumento de tarifas, un esquema de equilibrio entre precios e ingresos, y especialmente sobre las políticas para la recuperación del salario real. “La pregunta es si el sendero de negociación entre tarifas, salarios y precio de los bienes forma parte también de esta agenda de los detalles de negociación”, expresó.

Sobre estas consultas, el presidente Alberto Fernández respondió: “Hemos planteado que todo programa económico en la Argentina pasa por la recuperación del salario real. Los ingresos de los que trabajan deben superar el ritmo inflacionario. Venimos de una pérdida de 20 puntos en los cuatro años precedentes y tenemos que recuperar el salario real cuanto antes y del mejor modo, porque eso hace al mejoramiento del consumo interno que mueve más del 70% del PBI argentino”.

En cuanto a las tarifas, el presidente aseguró: “Nosotros no vamos a firmar ningún acuerdo que suponga un aumento tarifario desmedido. No hay ninguna posibilidad de que la Argentina tenga tarifazos en los años venideros. Mientras nosotros estemos gobernando, las tarifas tendrán que corregirse de un modo razonable y teniendo en cuenta el ingreso y la capacidad de pago de una sociedad dada en un momento dado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *