Capitanich encabezó la última reunión del año de la mesa interreligiosa provincial

En el Parque de la Democracia se dieron cita los responsables de distintos credos y religiones para bregar por una provincia más unida, en vísperas de Navidad.

El gobernador Jorge Capitanich participó en la noche de este sábado, del último encuentro del año de la Mesa Interreligiosa Provincial junto a los referentes de los distintos credos de la provincia. Bajo el lema “Con alegría y esperanza caminemos juntos y en paz”, la jornada que se llevó a cabo en el Parque de la Democracia, contó con reflexiones y oraciones de cada credo, además de números y expresiones artísticas.

“En estas vísperas de Navidad, anidemos en nuestro corazón un espíritu de paz, fe y esperanza y que estas celebraciones nos encuentren más unidos”, enfatizó el primer mandatario.

Valoró en primer lugar el gran aporte de la Mesa Interreligiosa a la construcción de una sociedad más unida y destacó el compromiso de cada uno de sus integrantes. Hizo hincapié además en la diversidad religiosa del pueblo chaqueño como factor enriquecedor y dijo al respecto: “Nuestra tierra implica esa identidad plurilingüe, multicultural y plurirreligiosa que nos une y enriquece”. “Quiero transmitir mis mejores deseos de paz y prosperidad para 2022”, concluyó.

Participaron de la actividad el subsecretario de Gobierno Raúl Bittel, el director de Culto Pedro García; y la diputada Paola Benítez. De la Mesa Interreligiosa participaron: el arzobispo de Resistencia Alfredo Dus (Iglesia Católica), el presidente de Misión Resistencia de la Iglesia de Jesucristo “Los Santos de los últimos Días” Clay Reber, el rabino Natan Waingortin de la comunidad judía, el pastor Cappe de la Mesa Evangélica Materopolitana, el pastor Darío Giménez de la Mesa Evangélica del Interior, la hermana Marianela Rodríguez de la comunidad islámica, el pastor Diego Jorge de la comunidad evangélica Qom y el apóstol Daniel Gauna.

“Diversidad que enriquece”

En su alocución, Monseñor Dus llamó a la unidad de los distintos credos y enfatizó en la importancia de llevar un mensaje de paz en vísperas de navidad. “A todos nos une una única verdad; la cercanía de Dios. Por eso, tengamos una mirada de esperanza hacia el futuro y dejémonos conducir por Dios”, destacó. Por otro lado, en el contexto de la pandemia, llamó a sus pares a llevar un mensaje de alegría a la gente que necesita consuelo.

El rabino Natan Waingortin citando el episodio bíblico de la Torre de Babel, valoró la diversidad de las distintas expresiones religiosas como un factor de crecimiento y enriquecimiento mutuo. “Como Mesa Interreligiosa estamos muy agradecidos de poder ser parte fundamental de la construcción de la diversidad y divina humanidad que conforma nuestra sociedad”, dijo y auguró una feliz navidad al pueblo cristiano.

Por su parte, la hermana Rodríguez destacó el lema de la jornada que “apela a la esperanza y alegría –dijo- que el creyente nunca debe abandonar”. En la misma sintonía que los oradores anteriores, valoró también la riqueza de cada credo y los llamó a construir juntos puentes de paz y trabajar mancomunadamente en pos de un bien mayor y comunitario. Por último, Daniel Gauna valoró la presencia de las y los distintos referentes de cada iglesia y credo y bregó por “más amor y tolerancia”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.