Aporte Extraordinario: sumaron $10.000 millones con fiscalizaciones

A casi 11 meses de haber entrado en vigencia, el Aporte Extraordinario a las grandes fortunas sigue generando ingresos al fisco. Producto de fiscalizaciones realizadas por la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP), sumó otros $10.000 millones extra y en total los controles ascendieron a 2.500 entre los contribuyentes que no presentaron las declaraciones juradas correspondientes.Según surge de un documento al que tuvo acceso en exclusiva Ámbito, durante noviembre, a causa de los controles, la administración nacional logró hacerse de $1.500 millones. “La AFIP inició a fines de octubre ejecuciones fiscales a unos 100 contribuyentes con elevados patrimonios que no pagaron el Aporte Solidario y Extraordinario”, indica el documento.

En total, desde que comenzó a cobrarlo, el Estado lleva recaudado $237.300 millones gracias al aporte realizado por las personas con patrimonios mayores a los $200 millones.

A pesar de que la AFIP suspendió las ejecuciones fiscales y los embargos durante la pandemia, en mayo el organismo había habilitado la posibilidad de utilizar esas herramientas sobre las personas alcanzadas por el Aporte Solidario y Extraordinario que no habían cumplido con sus obligaciones.

Mecanismos

“Las ejecuciones fiscales iniciadas por AFIP se sumaron a las tareas de fiscalización y control realizadas en todo el país, que dieron lugar a que distintos contribuyentes con patrimonios superiores a los 200 millones de pesos presenten sus declaraciones juradas y realicen los pagos correspondientes”, dice el informe. En total, las fiscalizaciones ascendieron a 2500 entre los contribuyentes que no presentaron las declaraciones juradas correspondientes. Según datos del organismo, alrededor de 10.600 personas cumplieron con sus obligaciones.

El aporte extraordinario alcanzó a 11.865 personas con fortunas superiores a los $200 millones, según datos presentados ante el Senado por la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Representan el 1,22% del total de contribuyentes registrados en el pago de Bienes Personales y el 0,026% del total de la población de Argentina. Según estimaciones oficiales, el 55% del aporte total iba a ser realizado por 380 personas con patrimonios mayores a $3000 millones y representan el 3,2% de los contribuyentes alcanzados.

¿Cómo se utilizó el dinero recaudado? Según el último informe disponible de la Oficina de Presupuesto del Congreso, hasta octubre el crédito vigente ascendía a los $191.250 millones. El destino del dinero ya estaba prefijado en la misma ley en la que se aprobó: 20% para equipamiento médico, 20% para subsidios a pymes, 20% para becas Progresar y 25% a programas de Energía. Salvo las becas, que al momento registra una ejecución del 12,1%, el resto de los programas fueron ejecutados en un porcentaje mayor al 88%.

Del pago del Aporte Extraordinario surgió un dato interesante: el 76% de los mayores patrimonios del país está en manos de varones. “Unos $177.000 millones, el 76% del total de los ingresos fueron generados por varones”, había contado en mayo pasado una fuente de AFIP a Ámbito. El restante 24%, unos $53.000 millones, fueron aportados por mujeres cuyos patrimonios superaron los $200 millones, el piso patrimonial que definía el pago del aporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *