Murió Lucas González, el joven futbolista baleado por la Policía

La noticia de Lucas González comenzó con un confuso episodio y un supuesto tiroteo y se terminó confirmando que la Policía de la Ciudad fue la que disparó contra un grupo de chicos que regresaba de entrenar de Barracas Central. Allí el joven recibió un disparo en la cabeza que puso su vida en vilo.

Horas más tarde y en medio de una marcha para reclamar justicia, la familia reveló que se confirmó su deceso. “Es un caso de gatillo fácil, porque no pueden sacar un arma y dispararles a unos pibes. Tiraron a matármelo”, relataron los allegados a Lucas, jugador de Barracas Central, de apenas 17 años.

Cinthia, su madre, había hablado antes de que se confirme la trágica noticia. “Estamos destruidos, no tenían derecho a hacerle esto a mi hijo. Él venía de entrenar nomás, es lo único que hacía, salir con sus amigos, entrenar y jugar al fútbol. No me lo quieran implicar en nada porque la policía sabe muy bien”.

“Eran cuatro chicos que venían de entrenar, incluso Lucas los acompañó porque habái pruebas en Barracas”, relató apuntando directamente contra los efectivos y pidiendo que se lleve a cabo la investigación. 

Mario González, padre del juvenil, habló para La Garganta Poderosa y fue crudo en su relato: “A mi hijo lo acribillaron”. “Quisieron instalar que Lucas tenía un arma, pero lo único que tenía mi nene eran los botines y las canilleras. Nunca hubo balaceras, ¡fue víctima de gatillo fácil!”, relató.

Poco después, Emanuel, tío de Lucas, fue el encargado de dar a conocer la noticia de la muerte del juvenil. “Les pido que respeten la intimidad de la familia porque están destrozados. Les queremos agradecer a todos los que están y lo único que vamos a pedir de ahora en más es justicia por Lucas”, relató ante los medios.

Fuente: Filo News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *