Historias que duelen: Hablaron un padre y una abuela de Resistencia con casos de COVID-19 en sus familias

Spread the love

En diálogo con Radio Nordeste 102.7, un padre y una abuela contaron cómo viven la pandemia dos familias de los barrios Villa Río Negro y San Antonio, con miembros contagiados de coronavirus, entre negligencia, abandono e incluso denuncias.

Dos historias de negligencia y abandono transcurren en Resistencia mientras se desata una pandemia en la provincia y de a poco la lista de positivos a coronavirus se va extendiendo. Dialogaron con Radio Nordeste 102.7 un padre y una abuela para contarnos la situación que atraviesan dos familias con pacientes confirmados de la enfermedad. 


Abandono en Villa Río Negro

El papá de un paciente infectado de COVID-19, en diálogo con Radio Nordeste, brindó algunos detalles sobre su hijo de 16 años que tiene coronavirus y personal de salud no se ha acercado a asistir al resto de la familia, en la que todos están en factor de riesgo. 

Es inusual que un familiar de un paciente con COVID-19 hable públicamente sobre el caso y este papá lo hizo. 

Se trata de un adolescente de 16 años y su novia, quienes dieron positivo para COVID-19. Este adolescente vive con su familia en Villa Río Negro, Resistencia.

El papá, Hugo, dijo: “horas antes de saber el resultado, la chica estuvo compartiendo con nosotros la casa. En mi familia somos nueve personas. Tengo una hija de ocho años con parálisis cerebral que no camina, no se sienta y se alimenta por sonda”.

Luego añadió: “estamos bien, encerrados, respetando la cuarentena”. 

El sábado de la semana pasada recibieron el resultado del análisis del adolescente que dio positivo para COVID-19. Hugo dijo: “pedimos el hisopado y hasta ahora no nos asistieron, ninguno de nosotros presenta síntomas. A él lo llamaron por teléfono y le dijeron que le dio positivo y nada más”.

Las autoridades no les dieron respuesta alguna. Hugo dijo: “nadie llegó a asistirnos, ni a mi hijo que tiene COVID-19”. Los únicos que hasta el momento salieron en su ayuda son sus vecinos. Hugo dijo: “a nosotros nos están dando una mano los vecinos que nos están asistiendo, pero del Gobierno nadie”.

La vecina de este adolescente fue el primer caso de COVID-19 en Villa Río Negro y el adolescente de 16 años se enteró del resultado a través de una llamada telefónica. Hugo dijo: “Al lado de donde él vive con la novia está el primer caso de Villa Río Negro, la señora está internada en el Perrando, así contrajo el virus”.

Esta familia se contactó con el 0800 y como no venían hicieron el reclamo. Hugo dijo: “como no vinieron hicimos el reclamo y nos dijeron que nos iban a venir a ver por el tema de que no presentamos síntomas”.

Sumado a la hermana con parálisis cerebral del adolescente, el padre es también una persona del grupo de riesgo porque tiene convulsiones como consecuencia de un accidente y ni siquiera con este panorama que se presenta vinieron a hacerles el hisopado. Hugo dijo: “Yo también estoy en factor de riesgo porque tuve un accidente y quedé con convulsiones, tengo 60 años y tomo pastillas, aun así nadie viene a hacernos el hisopado”. 


El adolescente no está viviendo con su familia, él está cumpliendo el aislamiento en otro lugar con su novia. Hugo dijo: “Él no está con nosotros, desde que contrajo vive con la novia en otra pieza que está alquilando”. 


Hugo no tiene cómo llevar el sustento a su familia ya que no ha podido trabajar a causa del aislamiento preventivo social y obligatorio porque trabaja de albañil por su cuenta. Hugo dijo: “Trabajo por mi cuenta, soy albañil y ahora no puedo salir a changuear, los vecinos me están ayudando con mercaderías”.


San Antonio: Una madre sin respuesta y denunciada

Mirta Alfonzo es abuela de un adolescente de 15 años y un niño de 6, cuya madre se contagió de coronavirus. Si bien Mirta se encuentra en un domicilio alejado del barrio San Antonio, donde reside la familia, denunció que a la mujer, quien dio positivo a Covid-19, le habían brindado un número de teléfono 0800 pero a pesar de los esfuerzos no recibe respuesta del mismo. 

Contó en diálogo con Radio Nordeste 102.7 que al adolescente le habían realizado un hisopado del cual aún esperan el resultado, pero nunca se le hizo el hisopado al menor. A pesar de los esfuerzos por comunicarse con el sistema sanitario a través del número de teléfono para que le realicen el muestreo al niño de 6 años, nadie atendió. 

“Van pasando los días y los chicos están solitos en una habitación, y ella sola”, explicó. Agregó luego que “al nene de 6 tenían que haberle ido a hacer -el hisopado- y no van. Ella se cansa de llamar y de llamar al 0800 y no le atienden. Le dicen que sí, que ya van. Hasta ahora no fue nadie”.

Además, comentó que tanto la mujer contagiada como su familia recibió muy malos tratos por parte de los vecinos del lugar. No solo supieron denunciarla, sino que también echan a los familiares que se acercan al domicilio para dejar mercadería. “Seguramente deben pensar que se van a contagiar y todas esas cosas”, puntualizó. Respecto a la denuncia, explicó que fue “porque están ahí, pero ¿a dónde va a ir con esos dos chicos a exponerse?”.

Por otro lado, en cuanto al estado de salud de la mujer, contó que tiene los pies del “color de cemento”. Además, sufre de pérdida de olfato y mucha tos y fiebre. “Ella lo que está pidiendo auxilio es por sus hijos”, concluyó la abuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *