INDEC: en marzo una familia necesitó casi $42.000 para no ser pobre

Spread the love

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos informó ese martes que el valor de la canasta básica de alimentos (CBA) se incrementó 3,4% en marzo con respecto al mes anterior, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 3%. Con este incremento durante el tercer mes de 2020 una familia tipo necesitó un ingreso no menor de los $41.994 para no quedar debajo de la línea de pobreza y de $17.353 para no ser indigentes.

El informe que publicó el INDEC señala que en el acumulado de los últimos 12 meses ambos indicadores que miden los ingresos necesarios para poder superar la línea de pobreza e indigencia se incrementaron del 49,1% y 46,1%, respectivamente, por lo que se observa que la canasta que mide el nivel de indigencia aumentó por arriba de la inflación acumulada en el mismo período (48,4%).

La forma más clara de observar este salto es que en marzo de 2019 una familia tipo necesitaba ingresos por $11.617 y doce meses más tarde, en marzo de 2020, necesita $ 17.353 de ingresos para no caer bajo la línea de indigencia. En el caso de los ingresos que forman la barrera para que una familia sea pobre o no, se paso de $28.750 en marzo de 2019 a $41.994 en igual mes de este año.

La CBA se ha determinado tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. La CBT reúne además de una cantidad mínima de alimentos y bebidas, una cantidad indispensable de indumentaria y el pago de transporte, para no caer por debajo de la línea de pobreza.

Uno de los puntos que influenció en estos números es que marzo fue un mes atípico en términos de inflación. La llegada del coronavirus al país no sólo provocó la aceleración de algunos precios producto de la fuerte demanda y de la escasez de algunos artículos, sino que también generó problemas de medición. Las consultoras tuvieron dificultades para captar los registros, y lo mismo le pasó al Indec, que hacia mediados de mes tuvo que modificar la metodología de recolección de los datos debido al cierre de todos los comercios por la cuarentena.

Así fue que los precios minoristas subieron un 3,3% en marzo, según publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), un dato que fue peor al esperado por el mercado en medio de la crisis económica que atraviesa el país.

El avance de los precios minoristas fue liderado por el rubro “educación”, con una variación del 17,5%, ya que en marzo se tuvo que pagar las cuotas de los colegios privados. En segundo lugar quedó el ítem ‘comunicación’ que mostró un incremento de 8,3% durante el tercer mes del año. El rubro más sensible, y que más pondera dentro del indicar es alimentos y bebidas, este ítem volvió a subir más que la inflación 3,9 por ciento. Otro rubro que se ubicó por encima de la media fue “Indumentaria y Calzado”, con un incremento de 4,2% en los precios, explicados fundamentalmente por el cambio de temporada.

En lo que va del 2020, el indicador que muestra el costo de vida en la Argentina registra un incremento del 7,8%, mientras que en los últimos 12 meses avanzó un 48,4%. En febrero la inflación registró una subida del 2%, en tanto que marzo del 2019 fue del 4,7 por ciento.

El INDEC dijo que con motivo de la cuarentena impuesta en el país por la pandemia de coronavirus toda la producción estadística que se difunde desde el 20 de marzo se realiza completamente en forma remota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *