Fotógrafos de eventos sociales, un sector silencioso pero castigado

Spread the love
Tomar fotografías como realizar filmaciones en eventos, trabajos que quedaron suspendidos por la cuarentena. Foto ilustrativa. Crédito: Freepik.

José Paiva es fotógrafo desde hace 15 años y contó la situación que atraviesan en su ámbito de trabajo. Pidieron audiencia al gobernador: “Muchas familias estamos en la incertidumbre”, lamentó.

El aislamiento social, preventivo y de caracter obligatorio para prevenir la propagación de coronavirus que rige en todo el país desde mediados de marzo, implicó la suspensión de la mayoría de las actividades y la totalidad de las que estén vinculadas con la aglomeración de personas. Los eventos sociales, como casamientos, fiestas de 15 años, aniversarios y relacionados, tienen detrás decenas de trabajadores que a su vez son sustentos fundamentales para sus familias. 

José Paiva es fotógrafo de eventos sociales hace 15 años y trabaja para el emprendimiento Stars Fotografía en la realización de estos eventos. En diálogo con Radio Provincia, aseguró que la situación que atraviesa el sector -generalmente silencioso y alejado de los grandes titulares de medios- es “difícil” y que en este momento “vivimos la incertidumbre como desocupados”.

Si bien se mantiene en contacto por vía virtual con sus clientes, “no podemos dar fechas de reprogramación de los eventos, ya que no sabemos cuándo se levatará la cuarentena o cuándo se permitirán los eventos sociales”.

“Este rubro no tuvo más ingresos económicos desde el inicio de la cuarentena. Fuimos los primeros en interrumpir labores, y probablemente los últimos en volver a trabajar”, lamentó. Pedido de ayuda

José Paiva en un evento social. Foto: Facebook.

En este contexto, Paiva aseguró que han presentado una nota al gobernador Jorge Capitanich el pasado jueves 16 en conjunto con otros colegas del sector, de la que aún no obtuvieron respuesta. Solicitan una ayuda económica de acuerdo a la necesidad de cada emprendimiento, “donde se tenga en cuenta gastos como alquiler, trabajadores en relación de dependencia, la carga impositiva y servicios básicos”.

“También pedimos una línea de crédito en términos diferenciales. Esto ya se dio para monotributistas, lo que es buena noticia para aliviar al sector”, agregó. “Hemos pedido que se tolere en el tiempo el pago de los servicios básicos porque nuestras oficinas están cerradas. Y también pedimos cualquier ayuda para preservar las fuentes de trabajo dentro del sector”, concluyó el profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *