Ante el riesgo de contagio de coronavirus, prohíben a un hombre presenciar el nacimiento de su hija

Spread the love

La Justicia de Córdoba rechazó el pedido de un hombre para presenciar el nacimiento de su hija al considerar que, por desempeñar la actividad de remisero, que está exenta del aislamiento social decretado por la pandemia por el coronavirus, “eleva los riesgos para la salud de la madre y la bebé”.

El progenitor había solicitado al juez de Competencia Múltiple de la ciudad de Arroyito, Gonzalo Martínez Demo, una autorización para presenciar el nacimiento su hija, conocerla, colaborar con su asistencia y cuidado, ya que no convive con la madre de la niña a partir de una causa por violencia de género.

En la negativa, el magistrado fundamentó que el hombre no está cumpliendo el aislamiento, sino que mantiene contacto cercano con muchas personas puesto que trabaja en un remis, “situación que eleva los riesgos para la salud de la madre y la bebé”.

Asimismo, sostuvo que su decisión “puede parecer insensible, injustificada e irreflexiva; sin embargo, es todo lo contrario: es en estos momentos cuando ambos padres deben extremar recaudos y cumplir todas las medidas sanitarias preventivas, a fin de resguardar la integridad de la madre y, en especial, de esta la nueva personita que vendrá al mundo, totalmente indefensa, y en un escenario de salud pública que le resulta adverso y hostil”.

En ese marco, el juez Demo destacó que la mujer cuenta con la colaboración material y afectiva de su propia madre, la abuela de la niña, quien estará presente durante el parto y cuando retorne a su hogar, por lo que esa asistencia ya se encuentra cubierta.

En la resolución también dispuso que “una vez producido el nacimiento, y luego de que ambas obtengan el alta médica, el progenitor podrá coordinar con la abuela de la bebé la realización de videoconferencias, en horarios diurnos y prudenciales, para pueda conocer a su hija e interiorizarse sobre su estado de salud, desarrollo y evolución”.#Justicia #Coronavirus #Parto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *