Dieron de alta al sacerdote contagiado con coronavirus en el Chaco: “Me sentí muy discriminado”, reconoció

Spread the love
Sandro Zacarías, cura de la parroquia Santísima Trinidad.

Así lo expresó Sandro Zacarías, sacerdote que contrajo coronavirus en un retiro espiritual en Resistencia. Tras recibir el alta médica, el religioso reflexionó sobre la descriminación que sufrió tras contraer el virus. “Me sentí muy discriminado en las redes sociales con audios falsos diciendo que yo había dado 17 misas en un día”,

Sandro Zacarías, sacerdote correntino que reside en la provincia de Chaco contrajo el coronavirus luego de participar de un retiro espiritual para catequistas (el 7 y 8 de marzo). De aquel encuentro también formó parte la doctora Gabriela Monzón, médica del hospital Perrando que días después dio positivo.

“El retiro comenzó el sábado 7 de marzo y terminó el domingo 8 al mediodía. Ahí estuvo la médica que tenía síntomas y ahí fue como nos contagiamos”, contó Zacarías. “Esta persona, el 11 de marzo, tenía síntomas de gripe y ahí recién estábamos viendo todo lo que sucedía en China, en Italia”. “Esos días se empezaba a hablar de seguir celebrando misas, pero dar la comunión en la mano y no en la boca por prevención”, detalló en declaraciones a Radio Sudamericana.

“La médica quedó en su casa, avisó lo que había pasado y contó que había solicitado el hisopado. Nosotros no sabíamos cómo actuar porque no teníamos información, lo único que nos pidieron es que hagamos prevención y nos quedemos en nuestras casas”, prosiguió.

“A mí me da fiebre el 14 de marzo, una semana después del encuentro. Guardé reposo y una doctora me dijo que mis síntomas eran más de dengue que de coronavirus. Tenía fiebre, dolor de cabeza, diarrea y placas en la garganta. Ella me medicó con antibióticos y eso fue todo. Después nos enteramos que la médica del Perrando había dado positivo y ahí comenzamos a hablar distinto”.

“Fue en ese momento cuando todos los que estuvimos en el retiro nos hicimos el hisopado; algunos dieron positivo y otros negativo”, recordó el sacerdote oriundo de Santa Ana.

Discriminación

El padre Sandro, al igual que muchos profesionales de la salud, hablan de discriminación y rechazo por contraer el virus. Recordó un audio de WhatsApp (de los tantos que circularon desde el inicio de la pandemia) y dijo “en el audio decía que yo di 17 misas en un día y no fue así. Gente que se deja llevar por los chismes. La verdad es que me sentí discriminado en las redes sociales”.

“Yo después del retiro fui a Santa Ana a visitar a mi familia, fui a ver a mi tío de 86 años que vive allí porque mi padre falleció hace tres meses. Después de dar positivo a coronavirus comenzaron a rastrear donde estuve yo y es lógico por protocolo, pero muchas personas decían que yo esparcí el virus sabiendo que lo tenía”.

“En las redes sociales me acusaron que yo deliberadamente y a sabiendas que tenía coronavirus, me fui a desparramar la enfermedad por mi casa, por mi pueblo; tanta gente que me acusó y me juzgó cuando ni siquiera tenía los síntomas y no sabíamos nada del virus”, manifestó.

“El tema de la pandemia muestra la madurez del ser humana y la miseria de las personas. A veces encontrar palabras ofensivas y condenatorias por parte de las personas que uno conoce es muy doloroso”, finalizó. Zacarías finalmente recibió el alta médica casi un mes después de haber contraído el virus.

sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *