Lavado I y delitos precedentes: liberaron a Ramón Chávez y ya no quedan detenidos en cárceles

Spread the love

Las causas de Lavado I, llevadas por la justicia federal, y la que investiga los delitos precedentes, que investiga el cuerpo provincial, ya no tiene imputados en cárceles, aunque sí con prisión domiciliaria. Ayer miércoles el juez subrogante del Juzgado Federal Nº 1, Enrique Bosch, le otorgó la libertad a Ramón Chávez, quien estaba detenido en la Unidad Federal Nº 7. La determinación fue tomada bajo una caución personal que deberá hacerse efectiva ante una eventual incomparecencia del imputado. La medida ordenó la inmediata libertad de Chávez, que además había conseguido un fallo similar de la justicia provincial el pasado lunes. Cabe recordar que Chávez está imputado por lavado de dinero agravado por habitualidad, ser miembro de una banda, en calidad de partícipe necesario en la justicia federal y por enriquecimiento ilícito como persona interpuesta en lo que respecta a la provincial. Esta determinación se suma a las prisiones domiciliarias que recibieron el martes Horacio Rey yPaulo Buttice por parte de la justicia provincial en el marco de las causas que investigan delitos precedentes a lavado de dinero. De esta manera, a poco más de dos años del escándalo, ya no quedan imputados detenidos cárceles provinciales ni nacionales, aunque sí algunos están con prisión domiciliaria. Cabe recordar que la causa federal investiga posible lavado de dinero de funcionarios del gobierno provincial a través de la creación de empresas fantasmas y pauta publicitaria, mientras que la causa provincial investiga los delitos precedentes a lavado de dinero como negociaciones incompatibles con la función pública o asociaciones ilícitas. El día que se destapó la olla, el gobernador de ese entonces Domingo Peppo apartó de su cargo a dos de los funcionarios más complicados, Horacio Rey (secretario de Gobierno) y Roberto Lugo (subsecretario de Comercio). Fuentes del Ministerio Público Fiscal de Chaco confirmaron la información de que ya no quedan imputados en cárceles, solo algunos con prisión domiciliaria, a la espera del juicio oral y público. Respecto al último punto, hicieron hincapié en que el equipo fiscal de la provincia elevó la causa a juicio hace más de 10 meses, pero diferentes “artilugios” de la defensa no permitieron que se fije fecha de inicio de debate. Sobre esto se quejó más de una vez Graciela Griffith Barreto, una de las fiscales chaqueñas que investiga el caso, quien ya en 2018 supo manifestar que “sabemos que los defensores tienen recursos para trabajar pero sentimos que están abusando”. “Ahora -la elevación a juicio- ya está definitivamente en la Cámara del Crimen Nº 3 esperando que se fije fecha”, aseguraron desde la justicia. Se la situación extraordinaria que se vive a raíz del coronavirus comienza a normalizarse, desde la justicia esperan que antes de julio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *