Federación SITECH: “Un Gobierno ausente no tiene autoridad moral para hablar de educación digital”

Spread the love

La provincia pretende avanzar en debates institucionales para promover una ley de Educación Digital y Federación SITECH, mediante un comunicado manifestó su desacuerdo a discusiones que “no coinciden en absoluto con la realidad que vivimos los docentes”.

“Fuimos los docentes de toda la provincia quienes debimos hacernos cargo en soledad, como pudimos y con lo poco que teníamos para que la educación pública no se desmorone frente al brutal abandono por parte de la casta dirigente”, señalaron ante los “desafíos y oportunidades” que plantea el Gobierno para pensar la educación digital.

COMUNICADO

Una vez más, tal nos tiene acostumbrados este Ministerio, nos anoticiamos que mañana viernes en todas las escuelas de la provincia se discutirá en una Jornada de debate institucional, lo que intenta ser una futura ley sobre Educación Digital. Sin previo aviso, sin haber dado discusión en el marco de la comisión de política salarial y condiciones de trabajo, el aparato burocrático de la cartera educativa mete por la ventana de cada escuela una pseudo discusión que claramente está direccionada para el logro de sus propios objetivos y  que por correlato no coinciden en absoluto con la realidad que vivimos los docentes, por lo que desde Federación SITECH no solo manifestamos nuestro repudio a estas prácticas que subestiman la inteligencia de los trabajadores de la educación, sino que invitamos a la ministra y sus funcionarios de oficina a que se metan en el barro de la escuela pública.  

Con recursos retóricos nos invitan a pensar la educación digital como un “desafío y una oportunidad” cuando fuimos los docentes de toda la provincia quienes debimos hacernos cargo en soledad, como pudimos y con lo poco que teníamos para que la educación pública no se desmorone frente al brutal abandono por parte de la casta dirigente. No caben dudas que fuimos los docentes los que mantuvimos viva la llama de la escuela pública, porque que cada trabajador se inventó y se reinvento, sin el mínimo reconocimiento por parte del estado que no solo no se hizo cargo del pago de la clausula gatillo, sino que no aportó un centavo para que la tan dichosa continuidad pedagógica y el acompañamiento a los estudiantes estuviera garantizado.

Sin embargo, ahora pretenden dar cátedra sobre cómo afrontar los nuevos desafíos pedagógicos imponiendo jornadas de debate con dispositivos tendenciosamente direccionados, retrógrados y absolutamente descontextualizados que no tienen otra finalidad mas que la de meter de manera encorsetada una de las tantas leyes que tienen en carpeta para arremeter contra los derechos de los trabajadores y en detrimento de la escuela pública.

Párrafo aparte merece la mentada plataforma ELE, el “gran panóptico” de la escuela chaqueña, que lejos de ser una herramienta que permita a los docentes y estudiantes poder dar continuidad a las trayectorias pedagógicas es utilizada como un mecanismo de ajuste y extorción,  ya que quien no este en la dichosa plataforma no podrá acceder a la compensación por conectividad, situación que no solo es discriminatoria sino que pone de manifiesto el absoluto desprecio del gobierno por el trabajo titánico que ha realizado la docencia desde que se decretó el aislamiento preventivo y obligatorio.

Si de desafíos y oportunidades hablamos, según se puede leer en el documento del ministerio, sería oportuno preguntarse dónde quedan las condiciones de trabajo porque nada dicen sobre la reglamentación del teletrabajo, es más, plantean la posibilidad de avanzar en una educación mixta (virtual-presencial). Entonces cabría preguntarse dónde ponemos el foco, y claramente debe ser en el Estado quien primero debe garantizar el derecho social a la educación de todos sin por eso recurrir a mecanismos de explotación de los trabajadores de la educación.

Plantean con descaro que la educación del siglo XXI debe reducir la brecha digital existente, cuestión que pareciera descubrieron en pandemia pero que los educadores la provincia la conocemos de sobremanera, porque los chicos no solo no tienen conexión, sino que es más triste la situación porque muchos de nuestros alumnos siquiera tienen un plato de comida diario.  Es irrisorio hablar en este contexto de reducir la brecha digital, creer que estamos en Singapur, debatir leyes de educación digital cuando ni tiza llega a las escuelas.

Claramente les falta caminar la escuela pública, meterse en el barro y ensuciarse los pies para entender, Señores funcionarios, que la escuela que diseñan en sus escritorios nada tiene que ver con la que nos enfrentamos los docentes todos y cada uno de nuestros días, deberían salir del confort de sus oficinas y, tal lo hemos manifestado, meter las “patas” en el barro de la escuela pública.  

Por último, FEDERACIÓN SITECH solicita a la docencia lean y adhieran a este documento en la jornada,  entendiendo que es el mecanismo que nos permite sentar postura frente al avance del Ministerio de Educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *