La polémica sesión legislativa desde adentro: así se vivió la tensa discusión entre diputados

Spread the love

Un día pasó de la sesión de la polémica y se conocieron nuevos detalles. Todo se desató tras la ausencia del presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Sager, por tener contacto estrecho con un caso positivo de Covid-19. Esto provocó que el diputado del Frente Integrador y vicepresidente primero del Poder Legislativo, Jaime Parra Moreno, se haga cargo de la doble sesión –especial y ordinaria- que no quiso iniciar ante el reproche de sus pares.

“¿Quién se cree que es?” y “¡Abra la sesión!”, son parte del caldeado intercambio que trascendió en las últimas horas. Las sesiones finalmente se concretaron: en la especial, se postergó la elección de los representantes de la Defensoría del Pueblo y en la ordinaria se ingresó el Presupuesto 2021 y se definieron las representaciones legislativas en el Consejo de la Magistratura.

FUERTE CRUCE

Pese al qourum, otorgado por la presencia de 24 diputados, Parra Moreno se resistía a iniciar la sesión por lo que se desató una discusión que tuvo como protagonistas al legislador del Frente Integrador y a Juan Manuel Pedrini, Juan José Bergia, Nadia García Amud y otros diputados presentes.

“Desde el interbloque queremos sesionar 15 minutos para dar respuesta a esto, agradeciéndoles a los trabajadores”, se lo escucha decir a Bergia. En respuesta, Parra Moreno dijo “contestando medicamente a lo que refiere el diputado Bergia…” hasta que fue interrumpido por una diputada que le aclaró “esto no es un club de amigo” y por la notable molestia de Pedrini que exigió  “¡Abra la sesión!” y luego preguntó “¿Quién se cree que es?”.

Para Nadia García Amud lo que estaba sucediendo en el recinto “era una locura” y lo expresó en medio del pedido que Pedrini reiteraba:  “Abra la sesión, abra la sesión… está hablando ante 24 representantes del pueblo del Chaco, abra la sesión. Somos soberanos, abra la sesión”.

La discusión siguió por unos minutos, a Parra Moreno incluso le reprochaban “consultas telefónicas”. Lo cierto es que finalmente se llegó a buen puerto –momentáneamente-. Es que las sesiones prosperaron, pero el vicepresidente primero de la Cámara hizo un descargo público en el que declaró la “acefalía” de la institución democrática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *